6 formas de hacer que tu aire acondicionado juegue a tu favor y te ayude ahorrar dinero durante los meses calientes

Cuando el calor se intensifica muchos de nosotros recurrimos a nuestros acondicionadores de aire para mayor comodidad.

Pero las consecuencias de tener un aire frío, puede aumentar los costos de energía a un nivel muy alto.

Sin embargo, puedes hacer acciones muy seguras con tu aire acondicionado para mantener una casa más fresca durante los meses calientes con menos costos de energía.

Resultado de imagen para aire acondicionado

a) Limpia tu condensador exterior

La limpieza del condensador mantiene tu aire acondicionado en mejores condiciones para que funcione a un nivel óptimo.

Por lo tanto, apaga la unidad y realiza la limpieza: un cepillo de dientes ayudará con todos los lugares de difícil acceso.

¿Te da flojera? Solo recuerda las facturas de electricidad y claro que desearás limpiar tu unidad regularmente o en su defecto, paga para que alguien más lo haga… pero hazlo.

También es de advertirse que no cuelgues nada de la unidad como ropa o plantas.

Esto no solo es potencialmente peligroso, sino que también hace que la unidad trabaje más.

b) Las cortinas y persianas son tus amigas

Deseas minimizar el aire frío que se escapa y el calor que se filtra, así que asegúrate de cerrar las persianas o cortinas en los días calurosos.

Las cortinas y persianas no solo ayudarán a mantener el aire caliente afuera, sino que también ayudarán a que tu aire acondicionado funcione a un ritmo más constante, ya que tu casa no estará sujeta a tantas fluctuaciones de temperatura.

Por ejemplo contar con unas hermosas persianas sheer elegance te permitirá evitar que salga el frío, entre el calor y podrás a al vez ver hacia afuera gracias a su conformación. Es un ganar-ganar

Resultado de imagen para persianas sheer elegance

c) Subir la temperatura

Es tentador bajar la temperatura a 18 grados, pero en ciertas condiciones esto es malo para tu aire acondicionado.

Al seleccionar una configuración, trata de no desviarte demasiado de la temperatura exterior.

Lo creas o no, puedes ahorrar mucho dinero por cada grado de enfriamiento o calefacción que logres mantener.

Por ejemplo, en un día de 35 grados, debes intentar configurar tu sistema entre 24 y 25 grados en lugar de 21 grados.

De esta forma, tu sistema no necesitará trabajar tan duro para alcanzar y mantener la temperatura deseada.

d) Cierre los espacios no utilizados

¿Tienes una unidad de aire acondicionado de sistema dividido? Aprovecha su poder de enfriamiento cerrando las habitaciones no utilizadas en la casa. Pan comido.

e) No explotes el aire acondicionado

Puede sonar contrario a la intuición, pero es mejor usar el aire acondicionado constantemente a una temperatura más alta que dispararlo por períodos más cortos de tiempo.

Expulsar el aire acondicionado justo cuando llegues a casa no enfriaría tu casa más rápido y en realidad es menos eficiente.

Por el contrario, mantener una temperatura más alta durante el día significa que el compresor no tiene que funcionar a plena capacidad para alcanzar la temperatura requerida y usará menos energía.

f) Aprovecha tus configuraciones de eficiencia energética

Es probable que tu aire acondicionado tenga configuraciones que nunca hayas usado y que pueden mejorar la eficiencia general lo que te ayudará a reducir el consumo de energía.

Estudia tu manual de usuario para ver lo que ofrece tu sistema, o si estás buscando uno nuevo, asegúrate de investigar antes de tomar una decisión.

Author

tovar90@cyberservices.com

Pin It on Pinterest