Cada etapa escolar tiene su propio aprendizaje, así que aprende de ello

Cada etapa de la vida tiene sus propios retos y responsabilidades y cuando estamos en ello, llegamos a sentir muy pesada la carga, esto es normal porque estamos creciendo junto con una responsabilidad de nuestro tamaño.

Hace unos días mi hijo de primaria llegó muy contento porque sacó muy buenas calificaciones en sus exámenes, a lo cual mi hijo de secundaria le contestó que esos exámenes son muy sencillos… difíciles los suyos porque ahora se está preparando para presentar su examen bajo la modalidad de Bachillerato en un solo examen.

Desde cada una de las perspectivas, por supuesto que cada uno tiene sus retos y hay que valorarlos y medirlos tal cual.

Así que platicando con mi hijo mayor, le hicimos recordar su época de primaria y en su caso… vienen más retos importantes por cruzar.

Resultado de imagen para aprendizaje

Si bien el bachillerato ayuda a concluir tus estudios básicos, es también un nivel preparatorio para quienes buscan continuar la universidad, por lo que los retos van incrementando.

El formato de estudio, las responsabilidades, las horas de estudio, las tareas por hacer, en fin… es todo un cambio de acuerdo a como vienen acostumbrados a trabajar y solo es una probada de lo que será la universidad.

Es importante hacerles conciencia a los chicos de que cada etapa tiene su propio aprendizaje y que entre más lo asimilen y mejor lo aprovechen será mucho más llevadero pasar al siguiente nivel.

Tal como se ve en los juegos de video que tanto juegan… ni más ni menos.

Ahora bien, una de las cosas que deben ir practicando y mejorar, es con respecto a la preparación de sus exámenes, esto para que un examen importante como el de ingreso al bachillerato o universidad no les resulte tan estresante.

Y si vieras que existen cosas tan simples que es importante que vayas incluyendo en tus hábitos desde ahora, algo tan sencillo como lo siguiente:

a) Mantenerte hidratado

E curioso observar que cuando viene un examen, hasta agua se les olvida tomar o ya estando sentados quieren ir al baño.

Entonces, asegúrate de usar el baño antes de que comience la prueba. Si debes visitar el baño durante el examen, puedes perder tiempo y en muchos casos, los estudiantes no pueden salir de una habitación una vez que comienza el examen.

También puede ser extremadamente incómodo y distraer tu concentración. Sin embargo, también es importante que te mantengas hidratado. Si es posible, lleva una botella de agua al examen.

b) Llega temprano el día del examen

Cuanto más puedas recoger antes de una prueba, será mejor. Todavía recuerdo haberme presentado a clase temprano el día de mi examen de Historia en la escuela secundaria.

Resultado de imagen para examen de admision

Mi profesor estaba respondiendo una pregunta que le hizo otro estudiante en busca de alguna aclaración sobre el tema de la prueba.

Ya sea que lo advierta o no, nunca lo sabré, pero él le dijo a este estudiante: No te preocupes por eso. Muy poco de la prueba cubre ese material.

Saber eso me permitió concentrar mis 30 minutos restantes de estudio en el tema que iba a tener más probabilidades de estar en el examen.

También es común que los estudiantes que luchan con conceptos o materias difíciles se presenten temprano el día del examen para buscar una aclaración o comprensión adicional del profesor o instructor.

Esta es una excelente oportunidad para obtener una comprensión adicional y preparación para el examen.

Acude a la clase temprano el día del examen, en caso de que el profesor proporcione algún consejo, instrucción o información adicional.

Author

tovar90@cyberservices.com

Pin It on Pinterest