Del solo empaque a la construcción de identidad de marca

Es un hecho, las personas recurrimos a los productos y la industria busca la forma de hacernos llegar aquellos productos que nos sean necesarios, nos faciliten la existencia y (para bien o para mal) también nos ponen enfrente productos que no necesariamente hemos pedido y que ahora no podríamos concebir estar sin ellos.

Sí, así el ir y venir de los productos y su consumo y dentro de esta dinámica tenemos los temas de empaque y embalaje que va de la mano y han evolucionado también con el paso del tiempo.

Antes el traslado era complejo para conseguir llevar una buena cantidad de productos.

Hoy en día gracias al emplayado, los flejes (tanto los flejes de plástico como los de acero) y una amplia gama de productos ayudan a proteger los productos durante un largo viaje que es una complicación también a considerar para tener en nuestros hogares un producto.

Resultado de imagen para empaque de marcas famosas

Veamos que pasaba en el siglo XIX:

1866 – Se hicieron las primeras cajas de metal impresas para el polvo de dientes del Dr. Lyon. La tira de rasgadura de metal también se inventó durante este tiempo.

Otras innovaciones en el sellado del embalaje para preservar los bienes continuaron durante este período.

1867 – Se desarrolló el proceso para derivar la fibra de celulosa de la pulpa de madera.

Como la madera es barata y abundante, esta fuente de fibra reemplazó rápidamente a las fibras de tela como fuente principal de fibra de papel.

Hoy en día, prácticamente todo el papel tiene pulpa de madera como fuente de fibra de celulosa.

Resultado de imagen para papel artesanal

1879 – Robert Gair inventó accidentalmente los cartones de cartón cuando una regla de metal que normalmente se usaba para arrugar bolsas cambiaba de posición y realizaba un corte en las bolsas.

Gair concluyó que cortar y plegar cartón en una operación tendría ventajas; se creó la primera caja de cartón hecha automáticamente, ahora conocida como embalaje semiflexible.

Ahora, tales cajas plegables o “cajas tubulares” dominan el mercado de alimentos secos y procesados.

1890, 1900, 1910: Comenzó y se intensificó la construcción de identidad de marca

Con el aumento del comercio, la frase “dejar que el comprador tenga cuidado” se hizo popular ya que los productos de calidad inferior e impura fueron disfrazados y vendidos a clientes desinformados por falsificaciones.

Esto planteó una seria amenaza para los fabricantes originales y comenzaron a marcar su producto con su identificación para alertar a los compradores potenciales.

Resultado de imagen para uneeda biscuit caja

Pero eso no fue suficiente, por lo que los fabricantes recurrieron al uso de envases de formas innovadoras para establecer su identidad de marca.

En 1896, National Biscuit Company invirtió 1 millón de dólares en la creación de una identidad para que Uneeda Biscuits se enfrente a su rival Cracker Jacks.

Las galletas Uneeda estaban envueltas dentro de un forro de papel encerado dentro de una caja de cartón de papel y la envoltura colorida impresa con la marca presentaba a un niño con un impermeable para enfatizar la barrera de humedad.

Esto permitió conservar las galletas durante períodos más largos y ahora se pueden transportar fácilmente en un paquete limpio del tamaño de la unidad.

El paquete Uneeda Biscuit a menudo se cita como el nacimiento de los envases de consumo debido a su distribución generalizada y al efecto dramático que tendrían las cajas plegables en los negocios minoristas en el siglo venidero.

El envase de cartón también representaba el poder de la publicidad de marca que se basaba en el envase como una herramienta de ventas vinculada a una identidad fácilmente reconocible anunciada en revistas y en las vallas publicitarias.

Y la historia continua su camino y aún nos faltan nuevas cosas por descubrir.

Fuentes complementarias: Youtube | Wikipedia | aplemsa.com|

Author

tovar90@cyberservices.com

Pin It on Pinterest